sábado, 8 de octubre de 2005

Un ocho de octubre del 48

Si la Negra Dama no te hubiese mostrado su espejo
Aún estaríamos arrancándole luz a la negra esperanza.