sábado, 30 de octubre de 2010

Otoembre

Octubre desnudó más de un árbol
Puso encaje gris en su ropa interior
Nos apretó la entrepierna
con sus labios de invierno
Y buscó entre cobijas
darle humedad al sueño
Lamentable los gatos
congelados del tejado
Lamentable mi sexo
reprimido siendo enero
Volverá el tiempo de las golondrinas
blancas,
de los perros sin lengua
con caries en el alma
Volverá Octubre y extrañaremos
diciembre aunque nos digan que es jueves.