lunes, 2 de julio de 2012

Pérfidos

Me aferré a su cuello para salvarme de tanta traición.

5 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Dura traición...como para no soltar el güargüero de esa mujer. Saludos, parce. carlos

CHELSEA dijo...

que bien escribes

brenda abril silva dijo...

Aferrarse, como lo hace un bebé del pecho seco de su madre; como lo hace también quién se sostiene para salvarse; como lo hace el que no quiere que viva más...
un abrazo.

Kezya Wulandari dijo...

Hi there, I was surfing the internet and I found your blog. I like the way how you have put it all together. I'll be coming back again.
Very interesting site.
Please don´t forget to visit my blog.
http://tamboenman.blogspot.com
Android World

Silvia Parque dijo...

¡Qué buenas líneas!