sábado, 18 de septiembre de 2010

Ambos lados de septiembre

Se tejen formas
cienciaysociedad.info
a ambos lados de septiembre.
Frente a mí la moneda de Plata
sosteniendo el velo
de la Noche.

Los tejados amarrándose a
las uñas de los gatos.

Abajo, un sonido de tacones
me trae a la mujer desconocida.

Los vecinos cabalgan achispados
sobre indómitas palabras
haciendo crecer dedos como flores
por las paredes del jardín.

Cae el telón y un octubre
se avecina
como nueva borrachera
como dolor de otra mañana.


Reims - Francia

martes, 14 de septiembre de 2010

Espiragos

Foto mía en Berlín
Antes que me tocara había ideado otro plan para asesinarla. Me senté en la cama y esperé que terminara de arreglarse las uñas. Llevaba puesta una bata transparente. Un abanicado movimiento de piernas deja entre ver una asqueante maraña de pelos. El exagerado cuidado por sus pies me hace pensar que prefiere alimentarse y saludar con ellos. Nota mi impaciencia. Me mira cautelosa y cerrando su bata contiene la respiración. Busco con desespero el control de la televisión; puedo ver que está del otro lado, sobre su mesa de noche. Abandono la idea y me recuesto. Resguardo mis ojos con lo primero que encuentro. Siento su mirada atravesar la almohada. Le digo tómese el tiempo que le de la gana buscando mantenerla fuera de guardia. Su agitada respiración comienza a ganar terreno y preparo el golpe calculando a ciegas la distancia. Sus cabellos descuelgan como lianas sobre la almohada que me protege y luego de un quejido lastimero siento mi cuerpo hundirse bajo el suyo. Pienso: ésta vez no ha sido tan rápida. Nuevamente me ha ganado. Reviso nuevas estrategias mientras otros recogen los cuerpos.


Reims, 14.09.2010

jueves, 9 de septiembre de 2010

Imaginarios afectos

Foto mía de la T. Eiffel
Hoy me estreno nuevamente de comediante
Abro el grifo y la cálida lluvia huye entre mis piernas
Frente al espejo cepillo mi fingida sonrisa
La calvicie no es mito, la realidad se expande
Me aprovisiono de café, monedas y pan
Entreno detrás de puertas el arte de resistir
 a los buenos modales y los saludos de opereta
La ocasión es el hueco oscuro de la existencia
Se devoran las alianzas
Se traicionan los afectos
Los dientes se amarillan como las tasas de café
Nunca es tarde para decir: Qué Mierda!
El tráfico es intenso
La sangre se amontona
Y en una esquina cualquiera
Fluye un París color almizcle
Hay un París olor a mierda.

París, 07/09/2010