sábado, 7 de febrero de 2009

Fugas

La noche se ocultó
detrás del botón de plata
Los cuerpos levantaron
la geografía del deseo
Tu boca rodó con afán
y la calma sobrevino
húmeda
delgada.

2 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Sugerentes estas Fugas, remolacho. Bien por el cultivo de la poética de críptica eroticidad. Saludos.

paloma dijo...

lo leo y lo releo y no me canso se parece mucho a mi estilo fugas....siempre escapando