miércoles, 25 de febrero de 2009

Oscuras

Mujer insaciable
cómete mis ojos
mis manos y mi sombra
Arrebátame los barcos
y escapa
sin dejar
huella.

3 comentarios:

chacal dijo...

buen blog, bonitas poesias.
Saludos

brenda abril silva dijo...

Las huellas deben existir siempre, lo importante de ellas es saber dónde marcarlas para que solo sean visibles a los ojos del invadido...
Ese es el detalle importante...

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Buen juego de palabras, para un poema de redondel erótico. Saludos.