domingo, 3 de mayo de 2009

Juegos

El viento ha reanudado su tejido en la ventana
Cómo se siente el sabor de los astros hirviendo
Mientras devuelvo una página entera
Que parece un hasta-nunca junto a la puerta

Sentir el cauce de las horas
Como tumulto de hojas cayendo
en plena primavera...

Gritando en el idioma de las sombras
la mentira que libre del cielo a mil demonios que poseo
No esperaba una noche de tragedia
Pero sí el embrujo de una herida en mi pecho
La rosa negra tatuada entre piel y alma
Como sello de venta en fábricas de infierno

Inconsciente de alcohol bebo a tientas
cada línea que desangro

Y desando la leyenda de estar vivo
pero desmiento el juego de los dados
que ha comenzado con otra copa más
sobre la mesa.

3 comentarios:

brenda abril silva dijo...

"No esperaba una noche de tragedia..."

un abrazo...

brenda abril silva dijo...

Esa frase tuya "(Yo)", me mata...

para mi concepto mi dios y mi diablo son el mismo y también vive en mi cerebro, no logro desprenderlo de allí porque no quiero; vive en mi corazón, no logro desprenderlo de allí porque no puedo, ni quiero poder...

un beso...

paloma dijo...

ami me trajo el recuerdo de las horas sentada junto a mi computador hablando de sexo con alguien lejano a mi pais....a quien hecho mucho de menos ...