domingo, 6 de febrero de 2011

Cabejuego

Muestro mis mejores cartas. Un turno que no me pertenece mientras dos tragos de ginebra cercenan la garganta. El reloj se resiste al paso del tiempo. Intento en vano secar el sudor que me baña. El arma sobre la mesa. Todos se apartan mientras observo el botón de muerte en mi  frente y sin decir nada también me marcho.












Reims - Francia

No hay comentarios.: