martes, 31 de marzo de 2009

Jugo de lunas

En tus muslos he sembrado
el musgo que escondo
en la punta de los dedos
Tomaré del tiempo
su lluvia lenta
esperando
juntar
tus aguas bravas
con mi bullicio vegetal
Morderé ardiente
tu botón de deseos
estallarán mil soles
bajo tu abrigo de lunas
cubriendo otoños
con cartas sin letras
agujereando inviernos
en la ventana
remplazando primavera
por sed de marzo
desviando los trenes
con un quejido
Para luego ir ocultando
el desorden de estaciones
junto al baúl del taxi
y entre el reloj de las seis.

5 comentarios:

valeria dijo...

No hay jugo que sacie mejor la sed, que el tomado bajo la luna...

paloma dijo...

la joven Valeria TIENE RAZON...esto de vivir tan lejos...

brenda abril silva dijo...

Resulta refrescante leer tan bellos versos. Estos versos transportan a propias nieblas cargadas de brillo interior...

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Juancho, digno discípulo de Miller. Sólo desde esa sensibilidad de piel es posible la magia de ese musgo creativo en los dedos. Saludos, parce

Angie Sindey Naranjo Garcia dijo...

excelentes versos, no tienen una descripcion exacta, simplemente bellos...
Un abrazo