martes, 24 de marzo de 2009

Dios y el café

Mientras me servía el huevo el pan y el café se me vino la valiente idea de pensar en dios, jehová o yahvé como el hijo mentiroso de la historia humana por ser el gran producto de su propio dios: el hombre. Bueno, pensarán algunos, no será dios el gran mentiroso, será entonces su inventor, pero no, ya que el espíritu santo iluminándome a la hora del huevo el pan y el café me lo ha contado todo con pelos en las señales y señales en el pelo, tendré que denunciar ante los entes competentes el abuso de tanta coma punto seguido y aparte en ese primer capítulo, de la cacareada santa biblia, llamado génesis. La madre de toda la creación, de los seres que nos rodean, asfixian, atraen, condenan y hasta enamoran es la delicada mentira, sí señores, escuchen bien, la mentira es el arte del cual dios se ha servido para hacer de su propia creación el mundo que nos contiene. Dios ha posado de ser el mayor mentiroso del mundo, ya que la verdad no requiere imaginación, la verdad es parca, lineal, aburridamente monógama, es un solo nivel en la escala del pensamiento creativo, si dios es el gran creador se convierte así en el gran mentiroso. La mentira adquiere alto valor cuando pasa soterradamente como verdad ante tanto auditorio abarrotado ya sea de expertos o de ciegos creyentes. Un mentiroso vale más que un predicador de la verdad, el mentiroso desarrolla altas capacidades mentales pues es necesario crear nuevas sinapsis entre neuronas con el fin de tejer astutamente cada hilo, cada rama fibrosa sobre la cual atrapar la imbécil ingenuidad humana. Todo escritor, poeta, cantante o artista de alto vuelo es un mentiroso nato, un ser de otra dimensión con capacidad de embaucar, su poder de vuelo radica en las bien tejidas maniobras de engaño, en esa ausencia bien calculada de cabos sueltos, un maestro por encima de los demás que se vale de hacer cumplir los engaños proféticos de epígonos fácilmente manipulables. Dios no creó el mundo en siete días, días manipuló al mundo en esos siete días, se hizo pasar como el principal arquitecto del universo y es allí donde radica toda su fuerza y su principal admiración artística. Bueno, pero si dios es producto de otro mentiroso entonces ese otro mentiroso estará por encima de él dejándolo en un segundo lugar con lo cual podemos concluir que dios sí existe y para dicha nuestra está en plano inferior al humano pues el hombre es el verdadero dios de éste universo incalculables, sí, es el hombre el verdadero gran creador por ser el verdadero gran mentiroso capaz de crear ese otro mentiroso llamado dios, Jehová, yahvé o como queramos. Adorémonos queridos congéneres somos la raza por excelencia sobre la piel negra de éste cúmulo de galaxias llamado universo, adorémonos y brindemos hasta la ebriedad mientras voy vomito al baño el café, el pan y el huevo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

te hice el comentario en facebook te ruego que lo leas

pshycodelic dijo...

Uii, eso ke escribiste me hace ver lo misericordioso ke es Dios por permitirle respirar y tantas cosas de la cual no tienens ni idea a pesar de ese pensamiento tan alterado y retorcido ke tienes. ojala ke cuando te arrepientas no sea tarde

brenda abril silva dijo...

Siempre he creido que para leerte debo aprender a leerte, y que no conforme con ello debo leerte luego de haber aprendido a leerte, unas dos o tres veces...

Alguna vez te dije que Dios, para mi humilde concepto, es la respuesta invisible para los errores y aciertos de lo visible... por qué sucedió... (bueno o malo) porque Dios lo permitió... y si es malo, por qué Dios que es toda bondad, lo permitió? porque Dios deja que el hombre en plenitud de su libertad escoja y al equivocarse debe tener su consecuencia mala (castigo) al escoger bien su consecuencia buena (bendición)...
En fin, lo que le sucede al hombre es culpa y/o bendición divina... no hay ningún cretino capaz de hacerse responsable de sus propios actos...
Dios existe... y nos permite tomar nuestro camino... luego como dice la biblia que nos leyeron de chicos... (no creo que lo diga el corán, revisaré, algún día) Dios-libertad, nos condenará por nuestros actos; entonces para qué se nos dió libertad?... bueno nos quejamos de ser esclavos que nos esclavizamos pensando en qué es bueno y en qué es malo... así los moralistas terminan juzgando antes que Dios mismo... en fin... dioses en esta tierra, tantos como quieras... Dios al final de los tiempos...
Dios: respuesta invisible a los actos visibles...
Un abrazo... Señor...

brenda abril silva dijo...

oye, y qué tiene que ver el sólo café... si el desayuno tenía huevo y pan...
ese café es otra cosita que adoro... y que maneja mi voluntad...

brenda abril silva dijo...

ya somos mínimamente dos los condenados...
Seguimos a N. Di Bari??? recomenzamos... igual de perdidos? mientras podamos seguir respirando.. "...Golpear a dios en plena cara/ exigirle cuentas como después de la derrota/ cuestionar el blanco estéril de su vestidura/ porque el negro-eterno funeral aún nos convoca./ A partir de éste momento/ me declaro culpable/ y alimento el ego/ con la estupidez del mundo/ mientras amarro mis zapatos/ perfumo el mal olor/ y camino erguido a santa misa de siete." JFRC-(L)

pshycodelic dijo...

1 CORINTIOS 10: 23 todo me es licito, pero no todo me conviene, todo me es licito pero no me dejare gobernar. Puedes hacer lo que quieras, pero eres esclavo cuando abusas de eso, puedes hacer lo que quieras pero realmente no todo te conviene, cuando conoces la verdad, no pensamientos humanos, sino la verdadera verdad, eres realmente libre, porque puedes ver mas alla de si hago o no hago en la tierra, que solo es un pantalla en este mundo, pues lo material tiene su fin, cuando entres en lo espiritual, ke es eterno donde la satisfaccion mas minima no se comprara con la mas alta de este mundo, sabras y veras que la libertad esta mas alla de tu pensamiento o lo ke puedes ver en este mundo pasajero