jueves, 31 de marzo de 2005

EL GUERRERO QUE SUEÑA

Para él no habrá
una bandera
solemnemente doblada
Una cruz al valor
O una medalla dorada.

No habrá desfile
doliente
Ni mojarán su mortaja
lágrimas
de los que siempre
lo tuvieron ausente.

No se podrá ver
la tristeza
en el rostro de hijos
o de mujeres amadas.
No habrá discurso, ni prensa
O tal vez obituario
con elocuentes palabras.

Sólo lluvia y silencio
Una tumba maltrecha
en algún lugar
de una selva olvidada
Y el oscuro calor
de la tristeza
abrigando su sueño
De una patria
al fin liberada.

Poema escrito por OSCAR ALONSO DELGADO.
Amigo de letras y de karma.

No hay comentarios.: