miércoles, 8 de junio de 2005

Elegía del Ausente

Hay sabor de palabras misteriosas y suaves
En mi boca cerrada
Los ojos de las sombras toman
Posesión de una hoja
Y aquellas palabras que dibujaban
La historia de la arena en
El sudor de los desiertos
La ausencia de las noches en el ojo de plata...
Aquellas palabras
Guardaron equilibrio
Junto a una orilla de silencio.
Los bosques se despueblan
Cuando cierro aquel cuaderno
Y tu me observas callada
Junto al fuego
Con mis alas de ayer
Listas a emprender
El vuelo de los caídos.

No hay comentarios.: